Agendas 21 Navarra

Auditoría Ambiental Municipal


El Gobierno de Navarra inició en 1998 el programa Medio Ambiente Urbano y Agenda Local 21, por el que se propone la realización y finalización de Auditorías Ambientales y el establecimiento inicial de las Agendas 21 Locales, en aquellos municipios de más de 4.000 habitantes que hayan suscrito previamente la Carta de Aalborg.

El Ayuntamiento de Pamplona se adhirió a la
Carta de Aalborg (julio 1998) y ese mismo año, se incorporó al Programa de Auditorías Ambientales del Gobierno Foral de Navarra.

La Auditoría Ambiental Municipal de Pamplona se realizó entre 1998 y 1999 y se enmarca en el programa de auditorías municipales que ha impulsado el Gobierno de Navarra. Los trabajos técnicos los llevó a cabo el equipo auditor de la U.T.E Gfe Associats / Estudios Informes Navarra (EIN).
  • Los objetivos de la Auditoría son:
    • Recopilar y analizar la información disponible sobre diferentes aspectos a tratar:
      • Entorno natural (climatología, relieve y paisaje, geología, hidrología superficial y subterránea, vegetación, fauna, espacios protegidos
      • Entorno humano ( demografía, salud, vivienda, educación, asociacionismo, ocio y cultura, procesos de exclusión, actividades económicas)
      • Organización del territorial y movilidad (usos del suelo, planificación, espacio urbano, infraestructuras, movilidad, accesibilidad)
      • Recursos y servicios medioambientales (agua, aire, gea y medio biótico, residuos sólidos, riesgo ambiental, energía)
      • Organización y gestión ambiental (competencias, dedicación ambiental, noramtivas, presupuestos, disfunciones organizativas, capacidad de respuesta, cooperación interadministrativa, patrocinio y concertación, mecanismos de participación, comunicación y sensibilización)
    • Diagnosticar la situación ambiental del municipio
    • Definir y recomendar actuaciones para mejorar su calidad ambiental
    • Establecer un programa de seguimiento que garantice la implementación de las actuaciones, basado en un Sistema de Indicadores Ambientales

Fruto de la Auditoría, se han elaborado los documentos de Diagnóstico Ambiental, Plan de Acción Ambiental y Sistema de Indicadores que, junto a una base de datos en formato digital, representan el punto de inicio para el debate de la que debe ser Agenda 21 Local de Pamplona.


Declaración Ambiental

A continuación se puede acceder al documento íntegro Declaración Ambiental, ideado para dar a conocer los trazos principales del Diagnóstico y Plan de Acción.

La Declaración Ambiental, fue aprobada por el Pleno de Pamplona en su sesión del 6 de abril de 2000.

Documentos definitivos disponibles para visualizar con el Acrobat Reader

La auditoría completa se puede consultar en las dependencias del ayuntamiento.

Dalt

Diagnóstico Ambiental

declaración ambiental, 6 de abril de 2000

Las principales conclusiones que se derivan del Diagnóstico de la Auditoría Ambiental se pueden resumir en cinco puntos principales:

1. Consolidación de la comarca metropolitana.

Pamplona concentra el 60% de los empleos y el 80% de plazas escolares, frente al 58% del total de población metropolitana.

Las principales consecuencias de esta consolidación han sido el elevado consumo de suelo urbano y un considerable aumento de la movilidad metropolitana que no ha podido ser absorbido por el transporte colectivo, ha pesar de haber incrementado kilómetros de líneas y pasajeros transportados en los últimos años.

2. Buen nivel general de bienestar social.

Expresado por el alto índice de renta familiar disponible (RFD) por habitante por respecto al resto del Estado (entre 2 y 2,2 MPTAS para 1997) y por un porcentaje bajo de hogares en situación de pobreza, según el Plan de Lucha contra la Exclusión. Esta bonanza social queda reflejada en los elevados índices de gasto por habitante y una cierta tendencia al sobreconsumo: el mercado potencial para el comercio se estima en 81.896 millones anuales, lo que representa una cifra muy superior a lo que correspondería por tamaño de población.

La contrapartida a esta situación es una tasa de actividad de la población muy inferior a la de la Unión Europea, estabilizada en el 40% frente al 70% comunitario. Esta bajísima tasa de actividad cabe explicarla por la no incorporación efectiva de la mujer al mercado laboral. Así, mientras que la tasa masculina es del 62% (con un 14% de paro) la tasa femenina no supera el 37% y además con unos índices de paro superiores al masculino, quedando muy lejos del referente europeo

3. Escasa proyección cultural en Navarra y el resto del Estado.

Pamplona tiene un potencial no explotado que no está siendo aprovechado como sería posible y deseable.
Una masa crítica suficiente en el entorno metropolitano y regional, presencia de las dos universidades, el nivel de formación y socio económico de la población, la historia y la tradición, no actúan como motores de un sector cada vez más dinámico y profesionalizado.

Los principales déficits en este sector cabría buscarlos en la producción propia local, los equipamientos y las relaciones de las universidades con el sector económico y la ciudad.

4. Creciente transformación de Pamplona como centro administrativo y de servicios avanzados.

La ciudad se enmarca en las tendencias generales a las economías urbanas de substitución de la base productiva industrial por un sector terciario emergente. La especificidad de Pamplona consiste en que esta evolución no se ha hecho únicamente mediante el crecimiento de lo que se ha dado en llamar “terciario banal” (comercio, restauración, etc.), sino que cuenta con un aceptable índice de especialización en sectores como el inmobiliario, intermediación financiera, servicios a las empresas, e investigación y desarrollo.

Por lo que se refiere al sector industrial, la característica principal es su dependencia del sector automoción, lo cual plantea una situación de doble vertiente. Por un lado, representa un potencial de competitividad por el alto grado de especialización de la industria local. La contrapartida evidente es el elevado riesgo que representa la dependencia de una única factoría.


5. Buena situación respecto a los vectores ambientales.

Con puntos negros en el nivel de ruido y los consumos de recursos: la media de consumo de agua está en los 293 litros por habitante y día, cuando la media española está en torno a los 200 y la europea, en torno a los 250 litros. El alto nivel de consumo también se traduce en que en los últimos 20 años prácticamente se ha doblado la generación de residuos sólidos urbanos (rsu), especialmente en los segmentos del plástico y del papel-cartón, pasando de una generación de 255 Kg. por habitante y año a los 400 Kg. actuales.

Elementos positivos son el incremento de la recogida y tratamiento selectivo de los rsu, la depuración del 100% de las aguas residuales y la reutilización de los lodos resultantes de la depuración, así como un nivel aceptable de biodiversidad, tanto de flora como de fauna, sin duda favorecido por la diversidad paisajística que todavía se puede percibir en el municipio.


Dalt

Plan de Acción Ambiental

declaración ambiental, 6 de abril de 2000

La propia Auditoría plantea dar respuesta a los elementos de la diagnosis mediante un Plan de Acción integrado por tres ejes estratégicos para el desarrollo sostenible de Pamplona. Entorno a las tres líneas básicas, se agrupan doce programas de actuación, genéricamente enunciados en el Plan, y a los que posteriormente se incorporarán actuaciones y proyectos concretos.

1. La cultura y los servicios como elementos de diversificación económica y calidad de vida.

La cultura, el ocio, los servicios asistenciales, más allá de cubrir su objetivo principal como es la mejora de la calidad de vida de las personas, se han convertido en sectores emergentes de generación de empleo y creación de riqueza. Como es evidente cada vez que se trata de desarrollar o potenciar un sector económico, el primer e imprescindible elemento debe ser la necesaria cooperación entre los sectores público y privado. Sin este marco de cooperación y, en determinados casos, complicidad, se hace imposible plantear acciones en este sentido.

1.1. Programa de desarrollo de sectores emergentes

Fomento de sectores específicos, emergentes en el entorno comunitario, para los que Pamplona está bien posicionada.

1.2. Programa de fomento de la producción cultural

El sector cultural apareja una serie de actividades asociadas (decoración, carpintería, peluquería y maquillaje, diseño, electricidad y electrónica, etc…) que le convierten en uno de los sectores con mayor capacidad para la generación de ocupación.

1.3. Programa de accesibilidad a los servicios

La calidad de los servicios que se prestan en una ciudad no se mide únicamente por su cualificación técnica, sino por el nivel de cobertura de las necesidades y la facilidad de ciudadanos y ciudadanas de conocer sus posibilidades y acceder a ellos


2. Pamplona, ciudad central de la comarca metropolitana.

Pamplona es una realidad urbana, económica y social que trasciende el marco estricto de sus límites municipales para conformar una comarca metropolitana que ejerce la capitalidad administrativa y económica regional. Sin menoscabo del papel motor y dinamizador del centro, que debe ser mantenido y potenciado, se deben generar las condiciones para que equipamientos de atractividad metropolitana, actividades económicas, desarrollo comercial, etc, encuentren en los barrios de Pamplona una calidad urbana, social y ambiental similar a la del centro de la ciudad.

2.1. Programa de revitalización del Casco Viejo
Es preciso realizar políticas activas de revitalización que acompañen la inversión urbanística realizada en los últimos años.

2.2. Programa de rejuvenecimiento del Ensanche
La tipología edificatoria del Ensanche no permite una renovación de la población. Son necesarias medidas innovadoras que faciliten la renovación social y demográfica.

2.3. Programa de creación de elementos de centralidad periférica
Extensión de las funciones de centralidad en todo su territorio municipal

2.4. Programa de relaciones interadministrativas
La complejidad administrativa y competencial requiere un elevado grado de coordinación y cooperación entre administraciones del mismo y de diferente nivel (local y regional)

2. Liderazgo ambiental de Pamplona.

La gran diversidad de ambientes existentes en Pamplona, a pesar de la escasa superficie de terreno urbano y el entorno próximo también aporta una riqueza y diversidad natural que debe potenciarse y aprovecharse. Igualmente existe una cierta sensibilización ciudadana con respecto a los temas ambientales que puede ser motora de determinadas iniciativas.

3.1. Programa de educación y sensibilización ambiental
La gestión ambiental requiere de un elevado grado de concienciación y participación ciudadana. Para alcanzar este nivel deseado es imprescindible un trabajo continuado de educación y sensibilización ambiental con la ciudadanía.

3.2. Programa de gestión integral metropolitana de residuos
Seguir mejorando el conocimiento y la eficiencia del reciclaje y tratamiento de todos los residuos generados en el término municipal.

3.3. Programa de reducción y racionalización del consumo de agua
Racionalizar el consumo de agua tanto por la reducción del consumo a través del ahorro, la eficiencia y la reutilización y la adecuación de usos en relación a la calidad del agua.

3.4. Programa de redes de saneamiento
Mejorar y dimensionar las redes de saneamiento de Pamplona y su comarca de manera a evitar los riesgos de contaminación del Arga en el tramo deparado por efecto de las tormentas.

3.5. Programa de introducción de sistemas de eficiencia energética
Racionalizar el uso de la energía en Pamplona.

Dalt