Noticias y novedades > Primavera 2005

  El Valle de Salazar y el Almiradío de Navascués, y el Valle de Roncal han asumido el reto a favor de la sostenibilidad: los Planes de Acción Local
  El proceso de diseño y elaboración de la Agenda 21 Local del Valle de Salazar, Almiradío de Navascués y del Valle de Roncal llega a su fin. El siguiente reto: su ejecución real
  Haciendo balance del proceso de participación ciudadana asociado a la Agenda 21 Local del Valle de Salazar, Almiradío de Navascués y del Valle de Roncal; ¡un logro conjunto!

--

El Valle de Salazar y el Almiradío de Navascués, y el Valle de Roncal han asumido el reto a favor de la sostenibilidad: los Planes de Acción Local

Fruto de un proceso que se inició en octubre de 2003, y habiendo contado con la participación e implicación de autoridades políticas, personal técnico, agentes sociales y económicos y vecinos/as de la zona, el Valle de Salazar y el Almiradío de Navascués –por un lado- y el Valle de Roncal –por otro- disponen ya de sus Planes de Acción Local hacia la Sostenibilidad.

Un Plan de Acción diferenciado para cada zona –aunque compartan la estructura de base- , lo que responde a las principales fortalezas y áreas de mejora detectadas en la fase previa de diagnóstico, así como a las prioridades específicas recogidas a través del proceso participativo; compuesto de líneas estratégicas, programas y proyectos de acción que tratan de esbozar el modelo de desarrollo a impulsar en el Valle de Salazar y el Almiradío de Navascués y en el Valle de Roncal para avanzar hacia la sostenibilidad.

Quien esté interesado/a puede consultar los “árboles” que estructuran los Planes de Acción Local del Valle de Salazar y el Almiradío de Navascués –por un lado- y del Valle de Roncal –por otro-, así como el detalle de los proyectos, en el apartado de Fases y Documentos.

El proceso de diseño y elaboración de la Agenda 21 Local del Valle de Salazar, Almiradío de Navascués y del Valle de Roncal llega a su fin. El siguiente reto: su ejecución real

El proceso metodológico de diseño de la Agenda 21 Local del Valle de Salazar, Almiradío de Navascués y Valle de Roncal termina con la presentación y aprobación, por parte de los Ayuntamientos y/o Juntas de Valles, de los Planes de Acción Local –que equivalen al documento de compromiso y acción resultante del trabajo previo-.

Sin embargo, esto no es sino el inicio de un nuevo camino y reto: la ejecución real de los Planes de Acción Local. Todo el trabajo previo habrá servido de muy poco si, finalmente, no se convierten en realidad los proyectos que componen dichos Planes.

Proyectos que han sido, además, pensados, trabajados, definidos… entre todos y todas, bajo un objetivo común: hacer del Valle de Salazar, Almiradío de Navascués y Valle de Roncal ejemplos, a nivel local, de cómo aplicar y plasmar la sostenibilidad. Ejemplos que reviertan, además, en la mejora de las condiciones de vida de la población de la zona.

Por tanto, todos y todas quienes hemos participado en el proceso de Agenda 21 Local del Valle de Salazar, Almiradío de Navascués y Valle de Roncal somos protagonistas y co-responsables a la hora de dar continuidad al camino que iniciamos hace más de año y medio. La suma de todos los esfuerzos e ilusiones y el trabajo conjunto y cooperativo harán, seguro, más fácil y agradable el nuevo camino.

--

Haciendo balance del proceso de participación ciudadana asociado a la Agenda 21 Local del Valle de Salazar, Almiradío de Navascués y del Valle de Roncal; ¡un logro conjunto!

Las cifras lo demuestran:

30 actuaciones participativas desarrolladas, en total, en el Valle de Salazar y Almiradío de Navascués y en el Valle de Roncal a lo largo del proceso (entre octubre de 2003 y marzo de 2005) y que han registrado, de forma agregada, más de 540 asistencias.

Foros, encuestas de opinión, grupos y talleres de trabajo, mesas de debate… espacios de encuentro, de reflexión y propuesta que han sido definidos adecuándolos a las características y especificidades de la zona, y que han contado con la participación de autoridades políticas, agentes técnicos-económicos y sociales y en definitiva personas comprometidas con el futuro de los Valles.

Pueden consultarse los datos, en más detalle, en el apartado “Proceso de información, comunicación y participación”.

¡Gracias a todos y todas quienes han aportado su tiempo, reflexiones, propuestas e ilusión por construir un futuro más sostenible para el Valle de Salazar, el Almiradío de Navascués y el Valle de Roncal!