La libertad, principio del Derecho civil navarro
El principio de libertad civil es el fundamento del derecho civil navarro. En virtud de este principio, los navarros pueden regular libremente todo aquello que afecte a sus relaciones personales, estableciéndose el principio de "paramiento, fuero vienze", lo que significa que la voluntad de las partes puede prevalecer sobre cualquier fuente del Derecho, salvo que sea contraria a la moral, perjudique a un tercero o se oponga a una norma imperativa del Fuero Nuevo. 
Castillo de Olite En el derecho público prevalecen los derechos y libertades fundamentales de los ciudadanos,
 de ahí que el viejo Fuero General estableciera que el rey no podía quebrantar los derechos fundamentales de los navarros. Esta idea de libertad, se ordena en el fuero navarro por el principio de subsidiariedad, por el cual aquello que pueda hacer una entidad menor no debe hacerlo la entidad superior 
Trama de doce eslabones de las cadenas de las Navas de Tolosa, que se conservan en el Palacio de Navarra
La divisa de los Infanzones de Obanos,"Pro libertate patria gens libera state" (¡En pie los hombres libres, por la libertad de la patria!), se lee en la fachada del Palacio de Navarra, relaciona la libertad individual con la pública. Éste es el principio fundamental del Fuero navarro