Otros monumentos y plazas en Navarra



Monumento a los Fueros de Navarra CUERPO SUPERIOR
Sobre el cuerpo medio se eleva una gran columna de mármol rojo con capitel blanco, en
cuyo fuste aparece grabada en bronce la fecha de construcción: 1903. Corona el monumento la
estatua de bronce, de cinco metros de altura, de una matrona coronada, alegoría de Navarra, que sostiene en su mano derecha una cadena rota, como símbolo de libertad conquistada, y enarbola en su mano izquierda la Ley Foral.

CUERPO MEDIO
Sobre los capiteles de las cinco columnas del cuerpo inferior hay cinco grandes esculturas que simbolizan el Trabajo, la Paz, la Justicia, la Autonomía y la Historia. En los espacios intermedios se representan los escudos de Navarra y de las cinco cabeceras de Merindad: Pamplona, Tudela, Estella, Sangüesa y Olite. Este cuerpo tiene ocho metros de altura y es de piedra blanca.

CUERPO INFERIOR
Formado por una base pentagonal cuyas cinco caras simbolizan las cinco merindades de Navarra. Este cuerpo tiene cinco metros de altura y está construido con piedra de Almándoz. En sus cinco frentes tiene otras tantas placas de bronce con inscripciones, y en la parte superior, sobre la cornisa, se encuentran los escudos de localidades que tenían asiento en Cortes.


.
 A raíz del intento del ministro Germán Gamazo de suprimir la autonomía fiscal de Navarra, muchas localidades dedican su plaza principal, un paseo o una calle a los Fueros de Navarra.

Es el caso de más de 60 pueblos y ciudades como Abárzuza, Ablitas, Allo, Alsasua, Andosilla, Ansoain, Añorbe, Los Arcos, Arguedas, Arróniz, Artajona, Ayegui, Azagra, Barañain, Bera, Berbinzana, Berriozar, Buñuel, Cabanillas, Caparroso, Cárcar, Cascante, Castejón, Cintruénigo, Corella, Cortes, Dicastillo, Elizondo, Esproceda, Estella, Etxarri-Aranatz, Falces, Fontellas, Funes, Fustiñana, Irurtzun, Larraga, Lazagurría, Lodosa, Lumbier, Luquin, Marcilla, Mélida, Mendavia, Mendigorría, Monteagudo, Mrentin, Murchante, Murillo el Fruto, Obanos, Oteiza, Puente la Reina, Ribaforada, Sangüesa, Sartaguda, San Adrián, San Martín de Unx, Santesteban, Tafalla, Torres del Río, Tudela, Valtierra y Viana.
 También Pamplona cuenta desde la década de los 70 con una plaza dedicada a los Fueros de Navarra, diseñada por el arquitecto tudelano Rafael Moneo y Tudela y Barañain poseen su propio Monumento a los Fueros, este último obra de José Antonio Eslava.
 No sólo en los nombres de plazas y calles aparece el nombre de los Fueros, también el alma popular vibra con coplas referidas a este patrimonio común, como lo denota la letra de una famosa jota navarra:
"Cuando un navarrico templa las cuerdas de su guitarra, parece que salen "vivas" a los Fueros de Navarra"

Plaza de los Fueros de BaranainPlaza de Los Fueros de ElizondoPlaza de los Fueros de PamplonaPlaza de los fueros de Tudela