Galardones y Obsequios

A lo largo de su dilatada trayectoria artística, Pablo Sarasate recibe multitud de reconocimientos, premios y galardones, y acumula las mayores distinciones concedidas por altas instancias españolas, como la Cruz de Caballero de la Orden de Carlos III, (concedida por Isabel II en 1861, cuando Sarasate no tenía aún los 20 años de edad reglamentados como edad mínima en los estatutos); la Encomienda de la Orden de Isabel la Católica (1880); la Banda, Cruz y Placa de la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica (1886) o la Placa de la Orden de Alfonso XII (1907), a iniciativa de la Orquesta Santa Cecilia y el Orfeón Pamplonés.

Cruz de Caballero de la Orden de Carlos III, concedida por la reina Isabel II en 1861 – Fot. Sala-Museo Sarasate, Pamplona
Archivo Municipal de Pamplona

Encomienda de la Orden de
Isabel la Católica (1880) Fot. Sala-Museo Sarasate, Pamplona
Archivo Municipal de Pamplona

Además de estos galardones y otros muchos otorgados por diferentes sociedades musicales y orquestas, Pablo Sarasate recibió valiosísimos regalos de las figuras más relevantes de su época, que al igual que sus galardones, fueron legados por el violinista a su ciudad natal y hoy forman parte del Museo de Sarasate, en Pamplona. Entre estas joyas destacan el reloj de oro, esmalte y brillantes, regalado por Napoleón III de Francia o la petaca de oro, diamantes y zafiros, de los Reyes Alfonso XII y Victoria Eugenia.

Anillo de oro, brillantes y esmeraldas de la reina regente Mª Cristina
– Fot. Sala-Museo Sarasate, Pamplona - Archivo Municipal de Pamplona

Como un título de especialísimo valor, Sarasate consideró siempre su nombramiento como Hijo Predilecto de Pamplona, que le fue otorgado en 1902, y entregado solemnemente durante su estancia en la capital Navarra. Su ciudad también le honró colocando, el 6 de julio de 1893, una gran placa conmemorativa en la calle en que nació y celebrando, de forma organizada o espontánea, recibimientos multitudinarios y actos oficiales para demostrar la admiración y el gran aprecio por su insigne paisano y la alegría compartida por las visitas con que el célebre violinista honraba a Navarra. Asimismo Doneztebe-Santesteban le otorgó el título de Huésped de Honor con motivo de su estancia en esta villa, donde mostró a sus vecinos las cualidades de su arte.

Busto de Pablo Sarasate en bronce de Mariano Benllure (1862-1947)
Fot. Sala-Museo Sarasate, Archivo Municipal de Pamplona

Como figura internacional que era, también obtuvo reconocimiento en numerosos países europeos: la Cruz de Primera Clase de la Orden de Federico de Wurtemberg (1882), la Medalla de Mérito de Mecklemburgo-Schwerin (1882); las insignias de Caballero y Oficial de la Legión de Honor de Francia en 1892 y 1902; la Cruz de Primera Clase de la Orden de Alberto de Sajonia (1893); la Cruz de Caballero de la Orden Leopoldo de Bélgica (1895), la Encomienda de la Orden de la Corona de Rumania (1902)...

Cruz de Primera Clase de la Orden de Alberto de Sajonia (1893)
Fot. Sala-Museo Sarasate, PamplonaArchivo Municipal de Pamplona

Comunicado del nombramiento de P. Sarasate como Caballero de la Orden de Leopoldo de Bélgica (14/04/1895)
Fondos del Archivo Municipal de Pamplona

Petaca de oro, diamantes y zafiros obsequio de los Reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia.
Fot. Sala-Museo Sarasate, Pamplona Archivo Municipal de Pamplona