DECRETO FORAL 338/1990, de 20 de diciembre, por el que se determinan las denominaciones oficiales de la capital de la Comunidad Foral de Navarra.


El artículo 8.º de la Ley Foral 18/1986, de 15 de diciembre, del Vascuence, dispone que los topónimos de la Comunidad Foral tendrán denominación oficial en castellano y en vascuence, de conformidad con las normas que el mismo señala, según las zonas que en la Ley Foral se establecen.

La determinación de los referidos topónimos corresponde al Gobierno de Navarra, previo informe de la Real Academia de la Lengua Vasca-Euskaltzaindia, y de la misma deberá dar cuenta al Parlamento de Navarra.

Cumplimentado por Euskaltzaindia el encargo del Gobierno de Navarra y emitido el informe correspondiente a la denominación oficial de los topónimos de las entidades de población de Navarra, procede fijar la misma, por lo que respecta al nombre de la capital de la Comunidad Foral, a los efectos del artículo 8.º.3 de la Ley Foral del Vascuence.

En su virtud, a propuesta del Consejero de Presidencia e Interior, y de conformidad con el Acuerdo adoptado por el Gobierno de Navarra en sesión celebrada el día veinte de diciembre de mil novecientos noventa,

DECRETO:

Artículo único.-Las denominaciones oficiales de la capital de la Comunidad Foral de Navarra son Pamplona e Iruña. Dichas denominaciones serán las legales a todos los efectos.

DISPOSICIONES FINALES    PRINCIPIO DE DOCUMENTO

Primera.-Se faculta al Consejero de Presidencia e Interior para dictar las disposiciones precisas para el desarrollo y aplicación de este Decreto Foral.

Segunda.-Este Decreto Foral entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el BOLETíN OFICIAL de Navarra.

Pamplona, veinte de diciembre de mil novecientos noventa.-El Presidente del Gobierno de Navarra, Gabriel Urralburu Tainta.-El Consejero de Presidencia e Interior, Aladino Colín Rodríguez.


Normativa - Normativa Presidencia, Justicia e Interior - Sección

8E08 1